Feb 17

Quienes siguieron los cables de wikileaks sobre las presiones norteamericanas para aprobar la Ley Sinde sabrán que el Informe 301 era la herramienta de presión favorita. Este informe tiene como objetivo señalar los países más piratas y este año los lobbies (pdf) nos quieren subir de posición, ordanando recomendando situar a España en la lista prioritaria (también a Argentina y Chile).

International Intellectual Property Alliance escribió:España debe ser elevada a la lista de vigilancia prioritaria debido a la explosicón de la piratería online en los últimos años y al fracaso del gobierno para abordarla de manera efectiva. La piratería en Internet ha diezmado el mercado español para algunas industrias de contenidos. La adopción de la Ley de Economía Sostenible establecería un mecanismo para eliminar contenidos piratas en páginas web y marcaría un importante primer. Abordar el consumo de material ilícito, eliminando la capa de anonimato que protege a los infractores y asegurando una mayor cooperación con los proveedores de Internet es enormemente necesario.

El informe completo sobre España no tiene desperdicio, repitiendo punto por punto la hoja de ruta del año pasado. Gracias a todos los usuarios que nos han avisado de la noticia.

Feb 17

Nada más aparecer el iPhone, en 2007, a los pocos meses ya se empezó a rumorear la posibilidad de la salida de una nueva versión del mismo más simple y sobre todo, más pequeño, es decir, un equipo con el cual llegar a más usuarios.

La semana pasada era nuestro compañero Pedro el que retomaba dicho rumor pero que ahora llega cargado con más fuerza que nunca, y si antes se antojaba algo inesperado, parece que ahora la cosa es más que sería y que podríamos ver un equipo simple y más barato.

Un dispositivo pensado más para vender por vender que para aportar una gran experiencia de usuario como lo hace el iPhone 4, pero… ¿se puede permitir Apple el lujo de rebajar su experiencia de usuario por ganar cuota de mercado?

Un iPhone 5 en dos modelos y tamaños

Lo primero que nos viene a la cabeza cuando pensamos en un dispositivo más barato y pequeño es reducir considerablemente el tamaño de su pantalla.

Siempre me ha parecido que la elección de Apple en este sentido fue perfecta y que la pantalla de 3,5 pulgadas es una medida adecuada, ni excesivamente grande ni pequeña, para un dispositivo móvil con el cual necesitamos escribir haciendo uso también de esa pantalla.

Pero si apostamos por lo más simple, reducir el tamaño de la pantalla, parece que no sólo conseguimos un teléfono más pequeño sino también conseguimos modificar la experiencia de usuario que ofrece el dispositivo.

Una pantalla más pequeña, aún manteniendo proporciones de resolución (o incluso la resolución del actual iPhone 4 para no continuar fragmentando la gama de equipos) no nos permite escribir de forma tan cómoda con el teclado y eso sin olvidar que algunos botones y funciones quedarían reducidas, de nuevo, modificando su funcionamiento.

Suena muy bien en tu mente pensar en un dispositivo más pequeño, más fino con una pantalla más pequeña y sobre todo con un precio tan atractivo como esos 200 dólares mencionados. Pero cuando lo piensas fríamente parece que la cosa ya no tiene tanto sentido.

Aunque tal vez la idea de Apple es mantener la pantalla de 3,5 en el nuevo modelo pero ajustando sus dimensiones y lanzar el iPhone 5 con las dichosas 4 pulgadas, dando esa apariencia de “equipo más pequeño”, aunque sería más un cambio visual que real.

Así que continuemos retirando productos o prestaciones…

  1. ¿Procesador? No hace falta un gran estudio de mercado, pero teniendo en cuenta que Apple usa un procesador de desarrollo propio, es más que seguro que sea más sencillo (y barato) emplear el mismo para todos los equipos, que diseñar uno nuevo más simple. Aunque también podría usar el actual A4, completamente amortizado, y que los nuevos equipos diesen el salto a un nuevo modelo A5 tal vez más potente.
  2. Memoria/RAM. Aunque la RAM es algo que apenas debería de variar, el iPhone 4 ha dejado claro que esos 512mb no sobran en ningún momento, tal vez podríamos volver a los modelos de 8Gb de capacidad. No es mucho, pero es una forma sencilla de abaratar el producto.
  3. Accesorios/cámara. Retirar accesorios como GPS, brújula o compás segmentarian los modelos, así que se antoja poco probable. Tal vez si que podríamos retirar la cámara frontal o introducir una más simple en la parte trasera, aunque desde luego suena poco probable teniendo en cuenta que FaceTime es el nuevo caballo de batalla de Apple.
  4. Peores materiales/acabados. El iPhone 4 es desde mi punto de vista el único equipo premium que queda en Apple. Así como el iPhone 3G perdió ese encanto del primer modelo, el actual iPhone 4 reboza estilo y buen acabado por todas partes, así que sería fácil retirar algunos de esos caros acabados para reducir costes.

¿Es viable un equipo que cueste menos de la mitad del actual iPhone 4? Desde luego que retirando estas nimiedades suena poco probable, casi ridículo. Aunque tal vez crear un mix entre el actual iPhone 3GS e iPhone 4 y principalmente, rebajando parte de las ganancias de Apple por la venta del equipo, se pueda conseguir.

En cualquier caso, 200 dólares/euros se antojan a todas luces un cantidad insignificante teniendo en cuenta que el iPod touch más básico tiene un precio superior aunque comparte parte del hardware con el iPhone siendo, evidentemente, un equipo más barato de fabricar.

preload preload preload